OIM impulsa una propuesta de ley especial de autorización laboral para extranjeros en Honduras

Date Publish: 
11/12/2019

Tegucigalpa - La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con apoyo técnico de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), está acompañando a la Secretaría del Trabajo y Seguridad Social de la República de Honduras en el proceso de formulación de una propuesta de Ley Especial de Autorización Laboral para Extranjeros en Honduras, con el fin de facilitar a las personas migrantes su incorporación al mercado laboral hondureño.

Anualmente, el Estado de Honduras otorga alrededor de 4,000 permisos de estadía, donde cerca del 70% estarían habilitados para realizar actividades remuneradas. Sin embargo, cada año se tramitan únicamente en torno a 500 permisos de trabajo.  “No se trata de ejercer un control del Estado sobre los extranjeros, sino de establecer un mecanismo de protección a los derechos de las personas migrantes”, explicó Sally Valladares, consultora especializada en temas migratorios, quien está articulando la formulación de esta nueva propuesta de ley.

Durante una jornada de trabajo con diferentes instituciones gubernamentales y no gubernamentales, se explicó cómo ha sido el proceso de construcción de la propuesta, se socializaron cada uno de los artículos y se detallaron los pasos a seguir para que Honduras cuente con este nuevo instrumento jurídico de regulación de la migración laboral.

De acuerdo con el Perfil de Gobernanza Migratoria de Honduras (MGI, por sus siglas en inglés) elaborado por la OIM en 2018, los familiares declarados como dependientes económicos de las personas migrantes residentes en Honduras no pueden acceder de inmediato a un permiso de trabajo. Para conseguirlo, deben solicitar su permiso de residencia ante el Instituto Nacional de Migración bajo una figura diferente a la de dependiente económico.

El MGI señala que “idealmente, los inmigrantes con permiso de residencia deberían tener acceso al mercado laboral desde su llegada al país, en las mismas condiciones que los nacionales”.

Por este motivo, desde finales de 2018, se ha impulsado la propuesta de ley que defina la autoridad de aplicación y corresponsabilidad, facilite la creación de un registro nacional sobre trabajadores migrantes, categorice las autorizaciones laborales y establezca la regularización para trabajadores, empleadores y el registro contratos. “La nueva ley incorpora principios que armonizan la norma nacional con las obligaciones internacionales contraídas por el Estado de Honduras en materia de Derechos Laborales”, explicó Valladares.

Asimismo, en la actualidad no hay programas que faciliten el otorgamiento de permisos de residencia para atraer técnicos y profesionales con capacidades laborales específicas. Esto también será abordado en la nueva ley, con el fin de impulsar la incorporación de migrantes intra y extrarregionales al mercado laboral formal hondureño, lo que permitirá el intercambio de conocimientos y la mayor profesionalización de algunos sectores de trabajo, con el consecuente impacto positivo en la economía del país.

“Este proceso ha constituido un caso ejemplar de coordinación interinstitucional en el que se llevaron a cabo entrevistas a actores claves, se organizó un taller de consulta con estas mismas instituciones y organizaciones, se mantuvo un contacto constante con instituciones homólogas en otros países de la región (Panamá, México y Costa Rica) con el fin de conocer sus experiencias, y se realizó una visita al Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral de Panamá. Todo ello con el fin de diseñar una propuesta basada en evidencia, amparada en estándares y normas internacionales sobre migración laboral”, señaló Jorge Peraza, Jefe de Misión de la OIM para El Salvador, Guatemala y Honduras.  

El trabajo forma parte del apoyo que brindan OIM y OIT a la Mesa Interinstitucional sobre Migración Laboral, que fue creada en Honduras en 2016 con la asistencia técnica de la OIT.  

El proceso de propuesta de la Ley se da en el marco del componente migración laboral del Programa Regional sobre Migración Mesoamérica-Caribe de la OIM, financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América.

Para obtener más información por favor escriba a Ismael Cruceta, correo electrónico: icruceta@iom.int 

Tags: 
honduras

La OIM y el ACNUR apoyan el fortalecimiento de los diálogos caribeños sobre refugiados y migrantes

Date Publish: 
10 / 12 / 2019

Kingston - La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, apoyaron activamente las medidas de los países del Caribe la semana pasada para fortalecer y armonizar la respuesta de su región a los crecientes desafíos de la migración y la protección de las personas refugiadas.

Las dos agencias de la ONU reconocieron los esfuerzos del Gobierno de Jamaica, un líder regional en políticas y prácticas de migración y refugiados, para convocar a más de 60 expertos técnicos de la región en Kingston el 5 y 6 de diciembre para desarrollar planes para fortalecer la estructura y la agencia de Consultas Migratorias del Caribe (CMC).

Esos planes incluyen el desarrollo de principios rectores, modalidades operativas y un plan de acción regional destinado a formalizar la estructura de CMC para el 2020 para aumentar la capacidad y adoptar procedimientos regionales para la recopilación de datos, el intercambio de información y el análisis, lo que permite a los gobiernos coordinar y optimizar de manera efectiva las respuestas a la migración y temas de refugiados, incluidas vías legales alternativas para quienes necesitan protección internacional.

"Las Consultas Migratorias del Caribe ofrecen un marco de cooperación sobre migración para la región y proporciona una base informal y flexible para que los Estados y otras partes interesadas se reúnan al mismo nivel para abordar cuestiones de interés común y único", dijo Marcelo Pisani, Director Regional de la OIM. para Centroamérica, Norteamérica y el Caribe.

"Los pasos dados en Kingston la semana pasada marcan un avance significativo para la región del Caribe al abordar estos desafíos humanos compartidos de manera colectiva y eficiente", dijo Matthew Reynolds, representante regional del ACNUR para los Estados Unidos y el Caribe. "El ACNUR continuará apoyándolos en este trabajo y esperamos ver su aprobación formal a un alto nivel el próximo año".

“En última instancia, prevemos un escenario en el que se maximice la capacidad de los miembros individuales para evaluar, responder y coordinar, mientras que los riesgos y el potencial de impactos negativos en los países de origen, tránsito y destino, así como en los migrantes y las personas que necesitan protección internacional será minimizado ", declaró la Embajadora Marcia Gilbert-Roberts, Secretaria Permanente del Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio Exterior de Jamaica.

Los 30 países y territorios de la región del Caribe son simultáneamente una fuente de salidas de migrantes y refugiados, un área de tránsito migratorio y un destino para migrantes y refugiados. Según los datos de la OIM, los migrantes internacionales representan alrededor del 25 por ciento de la población total de la región de más de 44 millones de personas. Esto incluye decenas de miles de refugiados, solicitantes de asilo y otras personas de interés que necesitan protección internacional, según el ACNUR.

La OIM apoyó esta reunión a través de su Programa Regional sobre Migración Mesoamérica-Caribe, financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de EE. UU.

Para más información, contactar a Brendan Tarnay, correo electrónico: btarnay@iom.int o Christopher Boian, correo electrónico: boian@unhcr.org